Estás aquí

Unas 269 mil toneladas de plástico flotando en los océanos

Hace unas semanas, un grupo de zoólogos encontraron cerca de 30 bolsas plásticas en el estómago de una ballena -picuda-de-cuvier varada en las costas de Noruega. Los residuos plásticos fueron probablemente la causa para que el animal haya parado ahí, ya que esta especie no suele ser encontrada en esta región.

Esta ballena ha sido otra víctima de la contaminación en el océano. Miles de animales como las tortugas o las focas se ahogan con trozos grandes de este residuo, y los peces alteran la cadena alimenticia al alimentarse con trozos de bolsas plásticas, botellas de pet y embalajes de todo el tipo.

Un estudio desarrollado en la Universidad de Uppsala, en Suecia, ha encontrado que esta dieta con plásticos transforma a los peces. Las especies se vuelven “más pequeñas, más lentas y más estúpidas”, afirma el estudio.

Al analizar las larvas de las percas, el estudio ha expuesto a los peces a la presencia de depredadores durante 24 horas. Entre aquéllos que viven en aguas limpias, la mitad ha logrado sobrevivir y los que han sido expuestos a las más grandes concentraciones de plástico, todos se han muerto.

La propia reproducción de los peces podría estar afectada por la contaminación de plástico. En el estudio, los investigadores suecos han dejado larvas de perca en distintos tanques con concentraciones de poliestireno. En aguas limpias, el 96% de los huevos han eclosionado, mientras que en aguas contaminadas el porcentaje ha sido relativamente menor, un 81% ha eclosionado.

Los efectos se verán también en la cantidad de peces en el océano. En las últimas cuatro décadas, las poblaciones de vertebrados marinos han reducido un 49%, según un informe emitido por WWF. Una de las principales causas es la contaminación .

Estamos alterando el ecosistema marino con la cantidad de residuos plásticos. El año pasado, un estudio ha estimado que se echan al mar ocho millones de toneladas de basura plástica anualmente y que existen 269 mil toneladas de plástico flotando en los océanos. De seguir así, podremos llegar al año 2050 con más plástico en los océanos que vida marina.

Los gobiernos deben tomar medidas urgentes para asumir la responsabilidad en la protección de las zonas costeras y manejar los recursos respetando a los ecosistemas. Como afirma la asesora principal de políticas marinas de WWF, Louise Heaps, hay formas para remediar esta situación. “Hay elecciones que podemos hacer. Pero es una cuestión urgente”.

Fuente Externa: Blog Funiber

Claudia Cedano
Ambientalista y Líder climática | Climate Reality Leader Certified | Fundadora de CulturaGreen
http://www.culturagreen.com

Artículos similares

Top