Estás aquí
Home > ECOAgenda

Los bosques: una fuente de energía renovable

Hola Ecolectores! Esta celebración por el Día Mundial de los Bosques nos brinda la oportunidad de concienciarnos sobre la importancia de los ecosistemas boscosos y los árboles para la supervivencia de todos los seres de nuestro Planeta, pues muchas son las maneras en que los bosques nos mantienen y protegen.

El lema de las Naciones Unidas para el 2017: Los bosques y la energía, pretende motivar una mayor inversión en la innovación tecnológica y una gestión sostenible de los bosques, aumentando el papel de estos ecosistemas como fuente principal de energía renovable.

Los árboles contribuyen a una mayor calidad de vida y al ahorro energético en las zonas urbanas. La colocación de árboles en las zonas urbanas puede enfriar el aire entre 2 y 8º C.

Según la ONU, un aumento de la superficie de arboledas sostenibles, sumado al uso de cocinas de leña no vegetal y contaminantes podrían facilitar el acceso a energía barata, fiable y renovable de unas 2,400 millones de personas en los países en desarrollo, incluyendo Rep. Dominicana y Haití.

La dendroenergía (energía que proviene de los árboles) contribuye de manera significativa a mejorar la vida de las personas, fomentar el desarrollo sostenible y mitigar el cambio climático. Casi 900 millones de personas se dedican al sector de energía de origen forestal a tiempo completo o parcial, lo cual es un factor detonante para la deforestación que cada año cobra unas 13,000 hectáreas.

Aunque algunas organizaciones y grupos ambientalistas se han manifestado en contra de la dendroenergía, cuando analizamos el argumento de la ONU resulta bastante válido si hablamos de una gestión sostenible de los bosques que ya son vulnerables.

Una modernización de este sector energético podría revitalizar las economías rurales y estimular el desarrollo empresarial en torno a la producción de dendroenergía y dendrocombustibles, lo que a su vez proporciona ingresos para financiar una mejor gestión forestal, más bosques en crecimiento y más puestos de trabajo.

La dendroenergía mitiga el cambio climático y fomenta el desarrollo sostenible, ya que las masas boscosas proporcionan aire limpio, agua y energía renovable con efecto neutro en cuanto a las emisiones de dióxido de carbono, en comparación con los combustibles fósiles. Sin embargo, no demos por sentado que la utilización de los recursos boscosos para la generación de energía sea “la solución esperada” que permitirá una transición energética sostenible, pues si algo no podemos discutir es que las energías eólica y solar siempre serán la opción renovable más acertada para lograrlo.  

Fuente Externa: Día Internacional de los Bosques – ONU

CulturaGreen
Claudia Cedano - Ambientalista, Blogger & Climate Reality Leader Certified | Editora del Blog CulturaGreen.
http://www.culturagreen.com

Artículos similares

Top