Estás aquí

Huertos en mi Ciudad

Hola mis queridos ecolectores, en mi ultimo artículo les comente que tengo un pequeño huerto en casa y les quiero explicar el motivo por el cual lo estoy haciendo. Una de las razones es por mi pasión por la cocina ya que me encanta comer y alimentar a otros. Pero más que nada quiero obtener alimentos sanos con valor nutricional elevado, sabores extraordinarios y colores vibrantes.

Lo de crear el huerto me nació por la necesidad y el deseo de buscar una manera distinta a la convencional. Mi deseo es alimentar a mi familia, clientes y a toda persona la cual yo pueda con alimentos TOTALMENTE ORGANICOS y NO TRANSGENICOS. En articulos anteriores les he mencionado que es de suma importancia consumir alimentos y productos orgánicos para el bien de nuestro organismo y el del medio ambiente. Ahora bien, estos alimentos orgánicos lamentablemente son algo costosos y no todos tenemos fácil acceso a ellos y es por esta razón la cual he tomado la iniciativa de concientizar y crear huertos urbanos.

Cada día nos estamos envenenado con alimentos convencionales, supuestamente “frescos” y con muy buen aspecto, pero que en realidad esconden todo el proceso químico (fertilizantes artificiales, insecticidas, herbicidas) y con alimentos transgénicos (GMO – geneticamente modificados) los cuales están por todas partes y bastantes accesibles al consumidor.

¿Alguna ves te haz detenido a pensar porque los alimentos convencionales son mas económicos? Pregúntate: ¿por qué la gasolina “premium” es mas costosa? Pues lo mismo pasa con los alimentos, la CALIDAD de los productos orgánicos es mucho mayor a la de los convencionales. Los convencionales están producidos para dar CANTIDAD no CALIDAD. Los productores orgánicos se preocupan por dar calidad, no solo a nuestros alimentos sino también al suelo y todo ser vivo en el medio ambiente.

Yo diría que el factor más influyente al bajo consumo de alimentos orgánicos es por su elevado costo; aunque que me cuesta pensar que aun conociendo los daños seguimos en las mismas. Ahora bien, se preguntarán como haré yo para que todas las personas que deseen consumir alimentos orgánicos lo puedan hacer? La respuesta es, Educando.

Educándoles primero sobre la MAGNITUD de la IMPORTANCIA de nutrir nuestro cuerpo y que la mejor forma – para no decir la única – de lograr una salud óptima es a través de una buena alimentación, somos lo que comemos. Este dicho es muy cierto, solo fíjense en esta tabla: Convencional VS Organico .

La cantidad de minerales y vitaminas que se obtiene de un alimento orgánico no se compara con la de uno convencional. Es sorprendente la cantidad de personas que no tiene idea de lo que es un alimento y/o producto orgánico.

Mi meta es pasar mis conocimientos para educar sobre la importancia de la alimentación orgánica y consciente. Mostrarles cuan sencillo, pero no fácil, y sumamente satisfactorio resulta cultivar nuestros propios alimentos. Proximamente, impartiré talleres de alimentación sana y consciente accesibles para todo público e incluso gratuitos, así que estén pendientes! 🙂

Visitare organizaciones de bajos recursos de nuestro país para educar a nuestras futuras generaciones con estos conocimientos  y ayudarles a crear sus propios huertos para que puedan alimentarse con alimentos orgánicos y totalmente naturales, cosechados por ellos mismos y de paso creando un mejor medio ambiente.  No hay nada mejor que comer del “del Patio, al Plato”. La satisfacción de comer de tu propia cosecha que día a día ves crecer, los olores, sabores y colores de los alimentos son tan sabrosos y vibrantes que nunca querrás volver a comprar nada convencional.

Habiendo dicho esto, la idea es crear huertos en cada espacio que podamos. En un país como el nuestro donde no existen planes verdes ecológicos y que los planes del Ayuntamiento se basan en asfaltar, adoquinar y eliminar cualquier rastro de vegetación, tener como objetivo crear pequeños oasis verdes (huertos) en el centro de la ciudad no sera un objetivo fácil.  Sin embargo, al crear huertos urbanos podemos recuperar espacios inutilizados dentro de la ciudad, solares que quedan desiertos, zonas entre bloques de edificios, zonas verdes que no están debidamente cuidadas. Todos los espacios son utilizables, hoy en día hay un sinnúmero de maneras e ideas creativas de como hacer agricultura sin suelo, con agua, reutilizando el agua, con diversos materiales y en diversos climas/ecosistemas.

En mi próximo articulo les abundaré mas de como me estoy convirtiendo poco a poco en una agricultora, chef y coach de salud a través de los milagros de nuestra madre tierra.

Escrito por: Diana Pimentel de Garcia, Chef y Coach de Salud – Sígueme en Instagram: @chefdianapimentel

Diana Pimentel
Ambientalista, Climate Reality Leader. Chef y Coach de Salud | Fundadora de la empresa de food-catering BronchBox

Artículos similares

Top