Estás aquí

2017: uno de los tres años más cálidos de la historia

Nuevo informe de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) destaca el impacto sobre la seguridad humana, el bienestar y el medio ambiente.

Es muy probable que el 2017 sea uno de los tres años más cálidos jamás registrados, con numerosos episodios de efectos devastadores, como huracanes catastróficos y crecidas, olas de calor debilitantes y sequías.

Así lo muestra la Declaración sobre el estado del clima mundial de la OMM, presentada en la apertura de la COP23, que afirma que de enero a septiembre de 2017 se registró una temperatura media global de aproximadamente 1,1°C por encima de los niveles preindustriales. Como consecuencia del intenso episodio meteorológico de El Niño, es probable que el año 2016 continúe siendo el más cálido del que se tenga registro, con 2017 y 2015 en segundo y tercer lugar respectivamente.

Los últimos tres años han estado entre los tres años más cálidos en cuanto a registros de temperaturas. Es parte de la tendencia al calentamiento global a largo plazo”, dijo el Secretario General de la OMM, Petteri Taalas.

“Hemos sido testigos de fenómenos meteorológicos extraordinarios, temperaturas que han llegado a +50°C en Asia, huracanes sin precedentes en el Caribe y en el Atlántico que han llegado hasta Irlanda, devastadoras inundaciones monzónicas que han afectado a muchos millones de personas y una sequía implacable en África oriental” señaló Taalas.

Muchos de estos episodios –y los estudios científicos detallados determinarán exactamente cuántos– aportan señales reveladoras del cambio climático ocasionado por el aumento de las concentraciones de gases de efecto invernadero resultantes de actividades humanas.

Patricia Espinosa, Secretaria Ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que acoge la Conferencia de Bonn, dijo: “Estos resultados ponen de relieve los crecientes riesgos para las personas, las economías y el propio tejido de la vida en la Tierra si no conseguimos encarrilar los objetivos y las ambiciones del Acuerdo de París”.

Los fenómenos extremos afectan a la seguridad alimentaria de millones de personas, especialmente a las más vulnerables. En un estudio de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) se señala que, en los países en desarrollo, el 26% de los daños y las pérdidas causados por tormentas, inundaciones y sequías recayeron sobre la agricultura (cultivos, ganadería, pesca, acuicultura y silvicultura).

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los impactos de las olas de calor en la salud mundial no solo dependen de la tendencia general al calentamiento, sino también del modo en que las olas de calor se distribuyen donde vive la población. Actualmente cerca del 30% de la población mundial vive en condiciones climáticas que provocan olas de calor extremas prolongadas. Mientras que, entre 2000 y 2016, el número de personas vulnerables expuestas a episodios de olas de calor se ha incrementado en aproximadamente 125 millones.

Temperaturas globales en 2017

La temperatura media global para el período comprendido entre enero y septiembre de 2017 fue de 0,47°C más cálido que la media de 1981-2010 (estimada en 14,31 °C), lo que representa un aumento de la temperatura de aproximadamente 1,1°C desde el período preindustrial.

Fuente externa: COP23 UNFCCC Newsroom

CulturaGreen

Todos los derechos reservados. Compartir contenido bajo Licencia Creative Commons Atribución 3.0 España.

http://culturagreen.com/

Artículos similares

Top